Centro Solidario Santa María: Oportunidad de profesionalización para jóvenes del campo

Arquidiócesis de Sucre – Bolivia
Obras de Misericordia 22.2.2017. Continuando con este espacio ofrecemos a ustedes el testimonio de otra obra de misericordia, esta vez en la Arquidiócesis de Sucre – Bolivia. Se trata del Centro Solidario Santa María, una casa de acogida para chicas del área rural con el objetivo de que puedan seguir estudios superiores en esta capital, pues de otro modo sus aspiraciones naturales de profesionalización quedarían truncadas.

Según un informe del Ministerio de Educación, en Bolivia 130 mil adolescentes estudian carreras técnicas y medio millón en universidades.
Un estudio de la revista Economía Bolivia concluye que de los 4 mil adolescentes inscritos sólo mil se titulan, por factores económicos, de tiempo, por embarazo, bajo nivel académico, o burocracia en trámites; ocasionando graves frustraciones personales.
El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario, CEDLA, señala que, sólo seis de cada cien adolescentes tiene un buen empleo, los restantes noventa y cuatro sólo uno precario, y seis de cada diez no logra trabajar por falta de capacitación.

El Centro Solidario Santa María se encuentra ubicado en la ciudad de Sucre. Su dirección y administración está delegada desde hace 38 años a la Congregación de las Hermanas de la Caridad. Su misión es brindar cobijo, atención adecuada y garantizar la asistencia regular a adolescentes mujeres que tienen el propósito de educarse y estudiar.
El Centro tiene una capacidad de albergar cada año de 60 a 65 mujeres adolescentes del área rural que pertenecen a parroquias de todo el departamento; está sustentado en valores de solidaridad y amistad, y recibe el apoyo económico de la Juventud Católica de Tréveris de Alemania, que realiza colectas para apoyar al Centro.

Los servicios que ofrece el Centro son: una casa, alimentación, acompañamiento personal y pastoral, y atención caritativa de las Hermanas de la Caridad, para que se dediquen exclusivamente a estudiar, cultivar la práctica de valores y adquieran prácticas y disciplina para un buen comportamiento.

A lo largo de treinta y ocho años, el Centro Solidario Santa María como Obra social de la Iglesia ha asistido y ha logrado profesionalizar a aproximadamente dos mil quinientas adolescentes que no tenían la posibilidad de estudiar y formarse en valores, de las cuales mil concluyeron sus estudios y trabajan en diferentes ámbitos públicos y en áreas de liderazgo, gracias a la labor de la Iglesia.
Los desafíos que el Centro enfrenta son: sostener en el tiempo los costos de infraestructura, administración, personal y permanencia de las adolescentes, la cual es subvencionada en gran parte; y además atender la gran cantidad de solicitudes de ingreso, ya que cada año alcanzan a cien.
Hay que destacar que hace cinco años el Centro es inclusivo ya que cobija a adolescentes con alguna discapacidad que están en gran desventaja social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *