PROYECTO PARA LA MISIÓN PERMANENTE EN BOLIVIA

El año 2007 los Obispos de América Latina, reunidos en Aparecida, convocaron a las Iglesias del Continente a ponerse en estado de misión, asumiendo el proyecto de la Misión Permanente. En nuestro país, bajo el lema: “Discípulo misionero: escucha, aprende y anuncia”, se ha dado inicio a la experiencia de promover el camino que nos lleva al encuentro personal con Cristo y a la conversión, para revitalizar la vida de Dios en cada cristiano y en todas nuestras comunidades. Promoviendo una renovada evangelización que sea capaz de llegar al corazón de cada persona, y tenga la fuerza para anunciarla a los demás, a los que se han alejado de la Iglesia y a los que no conocen todavía a Jesús.