Con un capital de 40 centavos, Nazaria Ignacia fundó en 1925 la Cruzada Pontificia, conocida hoy como Misioneras Cruzadas de la Iglesia, la primera congregación “nativa” de Bolivia, explicó la provincial de la orden en América Latina, Elizabeth Copa.
A partir de la fundación de la orden, el trabajo de Nazaria Ignacia y de las primeras misioneras fue incansable y se desarrolló sobre todo en la periferia de Oruro y en las zonas mineras rurales.

 

Biografía     LA CONGREGACIÓN    OBRA SOCIAL    BEATIFICACIÓN IMÁGENES VIDEOS